Expedición Cruz Mayor

En busca de los Primeros asentamientos humanos y su arte en oceanía

PDF Imprimir

Los Primeros Asentamientos Humanos en Sahul

Hacen unos 60.000 atrás, atravesando el estrecho de Sunda, llegaron los primeros hombres a poblar la "Gran Australia". Probablemente eran pequeños grupos humanos que utilizaron algún tipo de embarcación, quizás balsas de troncos y ramas, que podrían incluso disponer de velas rudimentarias.

Pese a las reticencias de algunos autores para admitir que el hombre hubiese desarrollado algún tipo de embarcación que le permitiera salvar semejantes distancias en un período tan temprano de su historia, no parece un hecho improbable; hace 800.000 años el horno erectus, un ancestro con una capacidad craneana mucho menor, logró navegar 19 kilómetros de mar abierto para poblar la isla de Flores, entre Bali y Timor, en Indonesiai. Existe, además, nutrida evidencia de que, en el Pleistoceno Superior, el horno sapiens estaba expandiéndose rápidamente a través del Asia insular, y se han encontrado restos arqueológicos pertenecientes a asentamientos humanos que datan entre 40.000 a 26.000 años (BP) en Tailandia, Malasia, Indonesia y en las Filipinasii.(1998:37)

Los ancestros de los aborígenes australianos que poblaron la "Gran Australia" aparentemente se dividieron en dos grupos; el primero, que dio origen a los actuales aborígenes Australianos, ocupó la parte Sur del continente mientras que el segundo, de los cuales descenderían los actuales pobladores Melanesios de PNG, se extendieron hasta alcanzar los márgenes norte y oeste del continente, poblando el sitio de Huon en Papua Nueva Guinea hace más de 40.000 años aproximadamente.

La antigua costa de Huon tiene su origen en el Pleistoceno, hace 120.000 años. Debido a masivos movimientos de la corteza terrestre, a temblores y a erupciones volcánicas, se fue elevando gradualmente, formando una gigantesca escalera de enormes peldaños que alcanza una altura de 400 metros sobre el nivel del mar. Cuando el arqueólogo Les Groube y sus alumnos exploraron esta formación natural, encontraron sobre una de las terrazas inferiores, ubicada a una altura de ochenta metros sobre el nivel del mar, 24 hachas de piedra cuya forma recuerda un reloj de arena ya que presentaban una escotadura central que servía para fijar un mango. Dos de ellas, junto con un núcleo en forma de herradura, se encontraban cubiertas por una capa de eniza volcánica de dos metros de espesor, y cuando fueron fechadas utilizando la técnica de termo luminiscencia, arrojaron edades de entre 37.000 a 45.000 años antes del presente (AP), lo que las convierte en unas de las hachas de piedra más antiguas de las que se tiene conocimiento. Estas piezas demuestran que el concepto de proveer de mango a un instrumento, con el fin de lograr la mayor eficiencia y precisión, tiene una gran antigüedad.

El descubrimiento de otro campamento con fogones, que data del Pleistoceno en la localidad de Kosipe, en el interior de Nueva Guinea, ubicada a una altura de 2.000 metros sobre el actual nivel del mar, demuestra que el hombre estaba explorando y recolectando frutos de los bosques de Pandanus.sp que crecían en pantanos situados en el interior de la isla y en áreas cercanas a sus cumbres, que en aquellos días estaban cubiertas de nieve. Aquí también se encontraron hachas de piedra con una forma similar,pero con bordes pulidos, lo que a su vez indica un perfeccionamiento en la técnica de producción de herramientasiii.

Sitios arqueologicos en Papua Nueva Guinea

Figura 3: Localizacion de algunos de los sitios arqueologicos descritos en la Tabla 1

Las excavaciones realizadas en cavernas de carbonato cálcico en las localidades de Matemkupkum y Buang Marabak, similares a aquellas que son objeto de estudio de nuestra expedición, indican que el archipiélago de las Bismark, en la costa norte de Nueva Guinea, fue poblado entre los 35.000 a 32.000 años del presenteiv, mientras que en las Islas Salomón se encontraron evidencias de que hace 28.000 años el hombre ya estaban consumiendo tubérculos de taro, quizás cultivados o posiblemente recolectados y seleccionados posteriormente con cierto cuidadov.

Aparentemente, estos grupos fueron llegando sucesivamente, poblando estas vastas extensiones deshabitadas. Estaban conformados por un número reducido de individuos y vivieron, por lo general, aislados unos de otros, estructurados como pequeñas bandas o grupos familiares. Como resultado de este aislamiento, tanto geográfico como temporal, desarrollaron numerosas lenguas diferentes y ello se refleja en el hecho de que en esta área del mundo existe una mayor diversidad de lenguas que en cualquier otro lugar del planeta. Todos provienen de un idioma ancestral de origen Papúa, que derivó en un sinnúmero de idiomas diferentes, ininteligibles entre sí, agrupados en, por lo menos, doce familias lingüísticas diferentes, y que dieron origen a los más de 750 idiomas que se hablan hoy en dra en Nueva Guinea, Nueva Bretaña y en la isla de Bougainville, al noroeste de las Islas Salomón. La fragmentación de las lenguas es tan grande en esta área, que algunas de ellas sólo son habladas por unas pocas decenas de familias e incluso hasta por grupos compuestos por no más de 15 individuos.

Las estrategias de subsistencia variaron de acuerdo a la época y los lugares geográficos que fueron habitados. Los grupos más antiguos que poblaron Nueva Guinea se encontraron con una extensa mega fauna, compuesta por diversos animales de gran tamaño, ahora extintos, como el Protemnodon, una especie de canguro que podía alcanzar un peso de mil kilos, y el Dendrolagu, parecido al anterior pero de menor tamaño. También existía el Diprodon, que era un herbívoro del tamaño similar al de un cerdo y un carnívoro parecido al "tigre" marsupial extinto de Tasmaniavi. Probablemente existan otros representantes de esta mega fauna tan extendida en Australia, pero en Nueva Guinea son escasas las investigaciones centradas en el período del Pleistoceno. No obstante, hoy se conocen otros 8 sitios arqueológicos de aquella época en base a los cuales los arqueólogos han concluido que estos grupos humanos ocuparon preferentemente las zonas boscosas ubicadas a mediana altura donde tenían acceso a una gran variedad de recursos alimenticios; en algunas zonas se extendieron también por los valles que descendían de las montañas hasta alcanzar áreas de menor alturavii.

Hace unos 20.000 años, estos grupos de cazadores-recolectores se caracterizaban por una gran movilidad y se encontraban explotando una vasta variedad de recursos marinos y terrestres. La mayoría de los mariscos que consumían provenían de la franja intermareal y del área de manglares que cubría las áreas costeras de estas islas y que ofrece una gran variedad de alimentos. También se alimentaban de lagartos y otros reptiles, de algunas especies de roedores, de diversas aves terrestres y de algunas especies de murciélagos frugívoros. En esta época también hacen su aparición, entre los restos de sus alimentos, los huesos de un cuscus marsupial, (Phalanger Orientalis), en la isla norte de Nueva Irlanda. Como este marsupial es originario de Nueva Guinea y no existía en esta área con anterioridad a esa fecha, no es aventurado suponer que fue introducido deliberadamente por el hombre, que lo estaba criando como suplemento alimenticio.

Hace unos 18 mil años el mar nuevamente subió de nivel inundando la planicie de Arafura y formando de este modo el Estrecho de Torres, que terminó por separar a la isla de Nueva Guinea del continente Australiano y, por lo tanto, a sus poblaciones humanas. El nivel actual del mar fue alcanzado hace unos 5 mil años atrás, antes de que otros grupos migratorios de habla Austronésica provenientes del Sur Este Asiático arribaran al área.

 Procedencia Sitio
 Edad antes del presente
 Referencia
 Papúa Nueva Guinea  Huon  40.000 - 60.000  Groube et al. 1986
   Kosipe  26.500 -7.200  White et al. 1970
   Lachitu  35.360±1400  Gorecki et al. 1991
 Nueva Bretaña  Misisil  11.000  Sprecht et al. 1981
   Yombon  35.000  Pavlides 1993
 Nueva Irlanda  Matembek  20.000 - 18.000  Allen 1996
   Matenkupkum  35.410± 410  Gosdeny Robinson 1991
 Manus  Pamwak  Pre 13.00  Fredericksen et al. 1993
 Buka  Kilu  29.000 - 20.000  Wickler y Spriggs 1988

Tabla 1: Fechas radio carbónicas del Pleistoceno Inferior de PNG

Bibliografía:

i Morwood, M. 1. 1998, Nature, vo1.392, 12 marzo 1998 pag. 173-176
iiFlood, Josephine, 1999, Archaeology ofthe Dreamtime. Angus & Robertson, Australia
iii White, P. J., K, A. Crook and B. P. Ruxton, 1970 Kosice: a late Pleistocene site in the
Papuan New Guinea Highlands. Proceedings of the Prehistoric Society , vol. 36, pp 15270.
iv Wickler, S. And M. J. T. Spriggs 1998, Pleistocene human occupation ofthe Solomon
Islands, Melanesia. Antiquity, vol 62 pp 703-6
v Spriggs, M. 1993 Pleistocene agricultura in the Pacific: why not?, In Smith et al.
(editors) 137:43.
vi Mountain, M. 1. 1993 Hones hunting and predation in the Pleistocene in northem Sahul.
En Sahul in Review, Pleistocene Archaeology in Australia, New Guinea and Melanesia.
(M. A.Smith, M. Spriggs, and B. Frankhauser, editores. ). Ocasional Paper, Department
of Prehistory , Australian Nacional University pp. 123-30
vii GoeffHope & Jack Golson 1995 Late Quatemary change in the mountains ofNew
Guinea. Antiquity, Vol. 69, Special Number 265:818-30

 
Comentarios (2)
DOCUMENTAL
2 Miércoles, 10 de Octubre de 2012 23:47
JENNY NAVARRETE
pues la verdad es un buen documental pero .. aqui faltan muchos acentamientos humanos ..
buen documental
1 Martes, 18 de Octubre de 2011 05:01
diego
me gusto el documento de Los Primeros Asentamientos Humanos en Sahul me pareció muy bueno y me gusto el mapa

Agrega tu comentario

BoldItalicUnderlineStrikethroughSubscriptSuperscriptEmailImageHyperlinkOrdered listUnordered listQuoteCodeHyperlink to the Article by its id
Tu nombre:
Tu dirección de correo:
Título:
Comentario:
  La palabra para verificación anti SPAM. Letras minúsculas sólamente y sin espacios.
Palabra de seguridad: